domingo, 13 de noviembre de 2011

Cazadora de corazones

Acércate. Miráme a los ojos. Luego mátame. Que tus ojos sean lo último que vea.
Rompe mi corazón en mil pedazos. Hiéreme de gravedad.
Haz que suplique piedad.
Roza tus labios con los mios. Arráncame el corazón.
Oblígame a gritar tu nombre, para rogar por mi vida.
Acaba con la vida de una cazadora de corazones.
Que pruebe mi propia medicina.
Porque esta noche, el cazador ha sido cazado.
-----------------------------------
Vale, desvarío al canto. Lo que hace la paranoia... No preguntéis a qué viene, porque no lo sé.

4 comentarios:

  1. Jaja, pues me ha gustado, es algo masoquista pero me gusta.

    ResponderEliminar
  2. He echado de menos la palabra converse en este relato, pero casualmente me ha gustado igual! jajajaja
    Sobre todo la última frase.
    Jo, Lu, ya no sé como decirte que me encantas, en serio.
    Keep publishing :3
    Y recuerda que tus (locas) fans queremos saber como termina la historia... :3

    ResponderEliminar
  3. Todos podemos caer, así que cuida tus espaldas.. Cupido te está acechando desde las sombras... Y está más ido de la cabeza que la de Francés.

    ResponderEliminar
  4. Me encata, te sigo!
    Me parece muy interesante como una cosa desara la otra en tus textos...
    Si puedes pasate por mi blog, acabo de empezar y me haria gran ilusion que me dieras tu opinion...
    Un beso, Geral

    ResponderEliminar

Grita, canta, susurra, habla de la forma que mas te apetezca, lo importante es que hables ;)