jueves, 5 de mayo de 2011

14 de Febrero I

Tengo mi mirada puesta en el libro. Orgullo y prejuicio. A modo de marcapáginas una rosa seca. He leido este libro todos los años la semana de San Valentin desde que él me lo regaló. Con 14 años. Y a los 17 lo sigo leyendo en la misma fecha una y otra vez. Estoy sentada en un banco, esperando a mi cita a ciegas. No sé por qué dejé que me convencieran para quedar con el primo del novio de mi mejor amigo. Mi mejor amigo es gay. Por lo menos puedo fiarme si me dice que el chico es guapo. Llevo unos pantalones cortos, con medias debajo, por supuesto, mi sudadera blanca, unos calcetines por encima de la rodilla, de rayas de colores y unas converse negras. No es un dia especialmente frío. Solo me enamoré una vez. Con 14 años. Y sigue ocupando mis pensamientos cada 14 de febrero. Recuerdo aquel día que me desperté porque llamaron al timbre y al abrir la puerta me encontré el libro con un post-it y una rosa encima. Recuerdo cuando mi madre me dijo que nos mudabamos, otra vez. Recuerdo que corrí al instituto y me eché a llorar en el jardín, ningún profesor fue capaz de sacarme de allí. Cuando él llegó y me vio llorar se sentó a mi lado, y me dijo que no importaba, que fuera lo que fuese lo que me ocurriese él iba a estar conmigo y yo sonreí, como una idiota porque creia que era verdad. Ese día me besó. Desde aquel beso no le he vuelto a ver. Y aquí esoty confiando mi vida sentimental a mi mejor amigo. Solo espero que el primo de Kurt este bueno.Una voz llamó mi atencion...
- ¿Rose?